lunes, 22 de mayo de 2017

panóptico I


                Al principio
eramos capaces
                           de acceder
                a algunos            lugares
evitando las cámaras,

la llegada
               de los micro-drones de vigilancia
                                                                     nos ha convertido
               en guerrilleros
desarmados.

viernes, 5 de mayo de 2017

Sin titulo


 Quisiéramos ser dAdA
                 pero nos falta una guerra

y adEmás

las bicicletas ya perdieron


                                               su inocEncia.

miércoles, 12 de abril de 2017

Sin titulo

Yo sé
que Itaca
esta bajo las aguas,
que nunca jamas
volveré a mi patria.

Que amaina la vida
cada día
y  son los años esa espesa niebla
en la que se queda varada
el alma.

Sé que el mundo
deviene humedad mohosa y helada
y que la artritis deforma,
poco a poco,
los sentimientos.

Yo sé que Itaca es una risa
leve
en el recuerdo
y que nunca
volveré
a mi patria.


Otro día, posiblemente,
te hablaré
de las alas.

martes, 11 de abril de 2017

Sin titulo

Comencé a llorar al nacer,
y desde entonces.

Creo
que ya no me gustó la idea
de este transito que venía
              (luego supe,
               desde lo mas hondo
               de mi nada,
               que no hay transito,
               que esto es todo)


Adiviné quizás, cual oráculo infante,
el estúpido desenlace,

y ya
     desde entonces.

miércoles, 5 de abril de 2017

Poema de auto-ayuda


Escribir un poema
para curarte,
escribir un poema
para curarme,
un poema
medicinal,
un poema Zyprexa,
o, siendo clásico,
                           un poema Dexedrina,
escribir
un
poema
           de auto-ayuda.

Pero solo me salen
versos
de cianuro,
de pistola en la boca,
                      (no siempre en la tuya,
                       no siempre
                       en la mía),

versos de cuerda
en la viga,

de Goma-2
                  o de C-4.

Versos de electro
                           electro
                           electro
                                      shock.

lunes, 20 de marzo de 2017

poema primaveral


Veo pajaritos entre las nubes,
revolotean contentos, ruidosos y
descienden
gráciles
sobre el vertedero;
el vertedero
es mi ciudad
los pajaritos
las incansables omnívoras gaviotas.

Hurgan escandalosas
en la basura
y convierten
en intocable basura
aquello
que tocan.

Llega la primavera,
las gaviotas
continúan
cebándose
con las miserias
de los humanos.

También hay
rosas rojas.

Como cada año
en los últimos años
nada se sabe
de los segadores.